facebook rss twitter youtube instagram
  • ">descargas
  • roms
  • gamecard
  • usuarios
  • perfil
  • faq
top10

accede a tu gamecard
Be Water
Análisis: Wonder Boy: The Dragon's Trap (Nintendo Switch)

 

wonder boy

 

Wonder Boy: The Dragon’s Trap llegó hace unos días a Switch y otras plataformas, y con él un homenaje al clásico Wonder Boy III: The Dragon's Trap que aterrizó en Master System en 1989. Desde luego, lo primero que queremos hacer es elogiar el gran trabajo que ha realizado Lizardcube, y es que han conseguido que Monster Land esté más vivo que nunca.

 

 

Un héroe maldito… ¡Que empiece la aventura!

 

¿Qué es Wonder Boy: The Dragon’s Trap? Un juego mezcla de acción y plataformas de estilo Metroidvania, donde por supuesto deberemos recorrer los diferentes escenarios en más de una ocasión para revelar todos los secretos que ocultan.

 

La historia empieza cuando Wonder Boy (o Wonder Girl) se adentra en un castillo para enfrentarse al malvado Meka Dragon, aunque su recompensa tras derrotarlo en una “feroz” batalla será convertirse en un hombre lagarto.

 

A partir de ese momento, deberemos recorrer varios escenarios y enfrentarnos a múltiples jefes para ir cayendo una y otra vez bajo diferentes maldiciones, aunque si conseguimos sobrevivir la recompensa final será recuperar nuestra humanidad.

 

Como podéis apreciar, la historia es bastante sencilla, pero incluso en nuestros tiempos nos empujará a descubrir qué nos depara el destino. De esta manera, llegaremos a ser: un hombre lagarto, un hombre ratón, un hombre pez, un hombre león y un hombre halcón.

 

WBWB

 

Realmente, el eje central de la jugabilidad son cada una de las maldiciones, ya que nos otorgarán diferentes habilidades que nos permitirán llegar a nuevas zonas. Por ejemplo, con el hombre ratón podremos engancharnos a baldosas especiales y caminar incluso boca abajo, y con el hombre halcón volaremos.

 

Por tanto, lo que nos permitirá acceder a nuevas áreas serán las maldiciones que nos vayan cayendo y nuestra capacidad para ver puntos de interés en el entorno que nos rodea, ya que nadie nos explicará exactamente qué debemos hacer para progresar en la aventura. Como resultado, será fácil perderse, y más si tenemos en cuenta que hoy en día nos lo dan todo muy masticado.

 

Las maldiciones cambiarán cuando los jefes nos echen una nueva tras derrotarlos, pero podremos modificarlas a voluntad en unas salas especiales que encontraremos en Monster Land o usando la Espada de Tasmania (cuando la consigamos).

 

El equipamiento también será importante, ya que incrementará o disminuirá los parámetros de defensa y ataque del personaje. No obstante, en algunas ocasiones deberemos dejar de lado los mejores accesorios para usar aquellos que nos sean útiles en puntos determinados, como por ejemplo un Sable Mágico que convertirá las estrellas en rocas o una Malla de Dragón que nos otorgará inmunidad a la lava. Eso sí, a pesar de que algunos enemigos dejarán caer equipamiento interesante, la mayoría deberemos comprarlo con muchas monedas de oro.

 

Dicho esto, los enemigos también soltarán objetos como bumeranes, flechas o rayos, que por supuesto nos serán bastante útiles para derrotar a otros, aunque no tanto para los jefes de cada zona.

 

Sin embargo, uno de sus principales reclamos son todos los secretos que nos encontraremos, y es que los escenarios podrán esconder más de lo que aparentan. De esta manera, deberemos recorrer cada área con cuidado e ir cambiando de maldición para ver cuál nos ayuda en un momento determinado.

 

 

 

 

Un juego clásico con varias novedades

 

¿Qué es lo primero que nos llamará la atención nada más empezar a jugar? Por supuesto serán sus gráficos renovados con dibujos hechos a mano y la banda sonora orquestada. Desde luego, en cada elemento notaremos el cariño que han puesto sus desarrolladores, y más si tenemos en cuenta que podremos volver a los gráficos pixelados y los sonidos midi con solo presionar unos botones.

 

Por otro lado, han añadido tres niveles de dificultad, para que cada jugador disfrute del juego a su ritmo. De hecho, en el modo difícil no solo los enemigos serán más poderosos, sino que también deberemos enfrentarnos a un contador de tiempo que nos irá robando vida.

 

Además, han mantenido el sistema de contraseñas de Master System, de manera que podremos usar los trucos que ya existían en el pasado e incluso retomar la partida donde la dejásemos.

 

WBWB

 

Como pequeño cambio, tendremos la oportunidad de iniciar la aventura en la piel de Wonder Boy o Wonder Girl, pero teniendo en cuenta que el aspecto solo cambiará siendo humanos. Así, cuando estemos bajo una maldición no habrá ninguna diferencia.

 

¿Qué otras novedades nos encontramos? Se ha eliminado el sistema de carisma, de forma que resultará mucho más sencillo avanzar, y han realizado otros pequeños ajustes.

 

 

 

¿Wonder Boy: The Dragon’s Trap ha envejecido bien?

 

Incluso dejando a un lado el factor nostalgia podemos asegurar que sí. Es cierto que el diseño de los niveles peca de ser sencillo y que los jefes pueden sorprender poco con su patrón de movimientos, pero sin duda todos los que se embarquen esta aventura la disfrutarán como enanos.

 

Quizás, el mayor problema lo encontramos en las pocas pistas que se proporcionan para saber por dónde ir o qué hacer, pero con calma y revisando todo a conciencia encontraremos la respuesta. No solo eso, sino que resulta interesante cambiar entre gráficos modernos y clásicos, porque es fácil que algún camino se oculte por los elementos decorativos añadidos.

 

¿Cuánto dura el juego? Por supuesto, dependede si ya jugamos en su día y de la dificultad elegida, pero más o menos en unas 4 horas podríamos superar la historia. Eso sí, después nos quedarán secretos que descubrir, si es que queremos completarlo al 100%.

 

 

 

Lo que más nos ha gustado:

 

  • Los gráficos renovados y la banda sonora orquestada son una auténtica delicia.
  • El amor y el respeto que se destila por el juego, de manera que podemos cambiar a los gráficos y la banda sonora original con un solo click, e incluso usar el sistema de contraseñas para continuar la partida donde la dejamos en Master System.
  • La sección de galería con arte conceptual e incluso vídeos es una maravilla.

 

 

Lo que menos nos ha gustado:

 

  • Es un juego de 1989, así que por ejemplo los movimientos del personaje pueden resultar algo toscos o el diseño de los niveles sencillos en general.

 

 

Nota: 8.5/10

 

 

El cariño y el respeto que ha tenido Lizardcube para trasladar un juego de culto como Wonder Boy III: The Dragon’s Trap a nuestros tiempos es sin duda encomiable, así que si no jugasteis en su día… ¡No dudéis en darle una oportunidad!

 

 

Puntuaciones de otros medios:

 

  • Destructoid: 8.5/10
  • NWR: 8/10

 

 

Análisis realizado por overyneco (Tania Colmenero López). Código de Nintendo Switch facilitado por DotEmu

 

Comentar noticia

1

ESPALTeam

ESPALJUEGOS

team

Contactanos

Aviso legal